Todos tenemos un maker dentro de nosotros, igual que un seleccionador nacional, un presidente de la comunidad, un cocinillas, o un decorador…

Siguiendo el espíritu del maker, un manitas pero moderno y digital, queremos mostrar como en esta época de digitalización y robotización utilizamos y adaptamos las herramientas tradicionales para el trabajo con madera.

Estamos viviendo una nueva revolución digital, es un hecho, sigue los mismas fases de la digitalización de la comunicación en el momento de la aparición de internet y pero ahora el objeto es más tangible, el mundo físico.

En esta coyuntura, nosotros también aplicamos la robótica, enchufando máquinas a ordenadores, no nos desviamos mucho de su definición: “conjunto de conocimientos teóricos y prácticos que permiten concebir, realizar y automatizar sistemas basados en estructuras mecánicas poli articuladas, dotados de un determinado grado de “inteligencia” y destinados a la producción industrial o al sustitución del hombre en muy diversas tareas”, el reto, no pequeño, se centra en qué hay que decirles, ¿cómo programamos las máquinas?

La base es fundamental es la compresión y aprendizaje de los oficios tradicionales. Su resultado, poder ayudar a los artesanos con nuevas herramientas y técnicas. El proceso, trabajar con nuestros mayores para dar el siguiente paso. 109FABLAB se coloca en una posición intermedia en este proceso, el nexo entre un artesano y la industria de gran consumo.

Para digitalizar un oficio como la madera, que no se termina nunca de aprender, ni de amar, empezamos a “traducir” las técnicas tradicionales a procesos digitales. Ver como cambian y evolucionan.

 

  1. Escantillón: plantilla prefabricada y diseñada para realizar un trabajo específico y repetitivo. Es muy sencillo sustituir trabajos repetitivos con procesos digitales, un escantillón es una plantilla que utilizamos para no tener que medir. Lo podemos digitalizar al realizar archivos en autocad para cortar y grabar en nuestra CNC, así solo tenemos que copiar y pegar en el mismo lugar. Todo el tiempo empleado en el trabajo repetitivo es realizado por la máquina mientras nosotros realizamos otras tareas.
  2. Berejeno: larguero fijado a uno o varios tablones para mantener su tamaño y forma. En la modernización de la construcción, cuando se construye paramétricamente no son prácticamente necesarios, muchas veces invertimos la dirección de las piezas y se construyen únicamente costillas unidas con varillas roscadas y metopas. Sí, la estética cambia, pero es necesario para cambiar el proceso. Lo nuevo debe serlo y parecerlo.
  3. Bramil: utensilio para marcar y trazar en un trabajo repetitivo, tipo de plantilla. En una CNC contamos con la ventaja que no hace falta medir, las piezas se numeran y forman, solo es preciso posicionar el punto cero de corte. El proceso comienza levantando la pieza en 3D, se ajusta se aprueba y después únicamente se impone y se corta, conseguimos minimizar el margen de error humano.Herramientas de madera - Bramil
  4. Escuadrías: se refieren a las dimensiones de los elementos de la madera en bruto adaptada para la realización de un trabajo definido. En el caso de la fabricación de una puerta, serían las dimensiones adaptadas de los largueros, barras, cruceros y entrepaños necesarios. El esfuerzo y el tiempo empleado en trazar ya no es necesario, según los flujos de trabajo, previamente el diseño se ha realizado y queda ajustado en el dibujo 3D.
  5. Inglete: corte a 45⁰. La angulación representa uno de los grandes avances en la digitalización. Podemos jugar con cualquier tipo de ángulo. No solo con el corte numérico, también realizando prizas de unión moldeadas e impresas en 3D. A la hora de montar una estructura podemos realizar todos los cortes a 90º y ensamblar con estas uniones hechas a medida en nylon.herramientas de madera - inglete
  6. Jaquiloca: moldura y contramoldura para conseguir un ajuste en escuadra con inglete. Digitalizar una jaquiloca cobra otro sentido, de hecho es una técnica que se usa muchísimo para realizar engarces, podemos dibujar fora y contra forama en cualquier sentido y tan solo debemos decirle a la máquina que corte por fuera y por dentro para que encaje con una precisión de 0,5 décimas de milímetro.

 

Save

Save

Save

Save

Etiquetas:

Deja un comentario